la historia del bar ultrakirchnerista que cobró $ 36 millones en subsidios y no presta ningún servicio social

«Un bar para seguir discutiendo el proyecto», es el leitmotiv que se incluye en la cuenta de Instagram de «Lo de Néstor», el restaurant ultrakirchnerista ubicado en San Telmo, en Bolívar 548, que se define como «cooperativo» y que funciona, supuestamente, a partir de los ingresos que generan los comensales que lo visitan y disfrutan de los espectáculos que se se dan allí.

«Lo de Néstor» es un emprendimiento comercial de Leonardo Duva, un dirigente gremial cercano al presidente al presidente Alberto Fernández y al referente social Juan Grabois, que está a cargo de Gestara, el grupo de empresas sociales y trabajadores autogestionados de la República Argentina. No presta ningún tipo de servicio social a la comunidad. Simplemente, como cualquier otro proyecto gastronómico, factura.

Por eso sorprende que figure dentro de la lista de cooperativas que recibe fondos del Estado de manera discrecional, a la que tuvo acceso Clarín. Y que haya cobrado $36 millones durante 2022 y el primer trimestre de 2023. Se trata de un subsidio oficial que, en los hechos, se desconoce a qué se destina.

Fuentes cercanas al restaurant aseguran que en la actualidad está cerrado, como lo estuvo en buena parte de la pandemia, con períodos en los que reabrió, por ejemplo, hasta diciembre del año pasado. Según dijo Duva, el cierre fue por la obra del Gobierno de la Ciudad en el Bajo, que los perjudicó comercialmente y los obligó a cerrar. Otras fuentes aseguran que en paralelo la misma cooperativa en ese momento se hizo cargo de «Un café con Perón» en Recoleta y mudó todo el personal ahí.

La Cooperativa de Trabajo Lo de Néstor LTDA viene cobrando fondos estatales desde 2021, incluso en tiempos de pandemia donde el bar estuvo mayoritariamente cerrado. Ese año le ingresaron $ 14.928.000.

El reparto de esos fondos se realizó a través de dos cajas: por un lado, se giraron $ 12.420.000 a Gestara, el gremio que lidera Leonardo Duva, mientras que los $ 2.508.000 restantes fueron transferidos al propio bar «Lo de Néstor».

La dinámica se repitió en 2022 y también en el primer trimestre de este año. El año pasado, las razones sociales que están a nombre de Duva cobraron otros $ 33.013.039, que se distribuyeron de manera inversa: $ 31.813.039 fueron a «Lo de Néstor» y otros $ 1.200.000 a Gestara. 

Hasta el 31 de marzo, hubo más giros: $ 2.981.666 a «Lo de Néstor». Si se le suman a los recursos de 2022, serían subsidios totales en los últimos 15 meses por $ 35.994.039, al filo de los $ 36 millones globales. Midiéndolo en pesos constantes, siguiendo el ritmo de la inflación, los desembolsos totales de 2012 a 2023 cambian y trepan hasta $ 90.081.480.

«Lo de Néstor figura legalmente como un bar con «servicios de expendio de comidas y bebidas, servicios de alojamiento y servicios de comida». Y se promociona en redes como un lugar autogestionado por trabajadores donde toda la cadena de insumos está realizada por cooperativas.

El bar es un ámbito de propaganda política del kirchnerismo y del peronismo. Se realizan charlas y conferencias políticas y algunos espectáculos por la noche.

Una imagen del bar Lo de Néstor, en la zona de San Telmo.

El dueño, un sindicalista cercano a Alberto F.

Leonardo Duva tiene 46 años, es titular de Gestara y propietario del bar «Lo de Néstor». Administra ambas razones sociales, que están domiciliadas en los registros de AFIP con una diferencia de una cuadra: una en Bolívar 548 y otra en Bolívar 646, ambas en el barrio de San Telmo.

SIn embargo, el domicilio fiscal de Duva es Pasaje Danel 1417, entre los barrios de Boedo y Once, en cuyo lugar funciona la sede social de la Cooperativa de Servicio Integral La Nacional, la que no tiene mayores datos más que algunos relacionados con el rubro mayorista de provisión de kioscos. En el registro de entidades del Inaes, en cambio, se encuentra registrada la Cooperativa de Trabajo La Nacional Ltd en otra dirección: General Urquiza 480, en Balvanera.

En sus redes sociales Duva se muestra muy activo, siendo parte desde Gestara de actividades con dirigentes como Alberto Fernández o Victoria Tolosa Paz, entre otros. También quienes lo conocen de cerca refieren a una relación de amistad con el dirigente social Juan Grabois.

En marzo pasado, Clarín reveló una serie de irregularidades en el reparto de fondos de manera discrecional a diferentes asociaciones y cooperativas de parte del Estado Nacional.

El caso más notorio fueron los millonarios giros enviados a El Sueño del Principito, una asociación civil que está a cargo de Mariana Larrea Gadea, una funcionaria del Ministerio de Desarrollo Social, que precisamente es el que le giró esos $ 1.019 millones. De ese monto total, $ 633 millones se los transfirió en la gestión de Tolosa Paz, del 18 de noviembre al 28 de diciembre pasados.

Como sucede con Lo de Néstor, Larrea Gadea es titular además de otro restaurant ultrakirchnerista en la zona de San Telmo, El Justicialista, junto a su pareja, el funcionario del municipio de Avellaneda, Mariano Buglione.