La Coalición Cívica acusó al Gobierno de entregar al Movimiento Evita los fondos recortados de los planes sociales para «hacer política»

EXCLUSIVO SUSCRIPTORES

Desde el partido de Elisa Carrió exigieron al Ejecutivo que explique el destino de los recursos de los 155.000 planes dados de baja en el último mes.

Mediante un pedido de acceso a la información pública, la Coalición Cívica exigió al Gobierno explicaciones sobre el destino de los fondos recortados en planes sociales a partir de los 154.441 beneficiarios que fueron separados del Potenciar Trabajo por no haberse empadronado a tiempo.

El legislador porteño Hernán Reyes fue quien hizo el reclamo formal y detalló la situación. «El Gobierno Nacional anuncia como un logro desvincular a 154.441 personas del Potenciar Trabajo y enviar ese «ahorro» a convenios con las «unidades de gestión productiva» para la adquisición de bienes de capital. Esto es plata directa y discrecional para las organizaciones», acusó.

Según el dirigente «lilito», «los convenios de transferencia de dinero a las cooperativas, asociaciones y federaciones son el gran agujero negro del Potenciar Trabajo». Y plantea que «Hacen foco en los titulares pero se hacen los distraídos con transferencias millonarias a las organizaciones como el Evita y Barrios de Pie».

«Hace meses que estamos insistiendo para ver los convenios de financiamiento con las organizaciones del Movimiento Evita que fueron promovidos por sus propios integrantes en el Ministerio de Desarrollo Social. Ahí se esconde el dinero de las organizaciones sociales», sostiene Reyes, aludiendo a la vinculación directa entre Emilio Pérsico, secretario de Economía Social y, en simultáneo, principal referente del Movimiento Evita.

«Presentamos con Fernanda Reyes y Toty Flores un pedido de informes para saber a dónde va a ir ese dinero que el Estado deja de entregar a los titulares del Potenciar Trabajo. Creemos que lo quieren distribuir directamente al Evita y Barrios de Pie para hacer política», aseguró Reyes, refiriendo también a la organización que lidera Daniel Menéndez, funcionario en Desarrollo Social.

De acuerdo a los datos que manejan en la Coalición Cívica, la baja de 155.000 beneficiarios por todo el ejercicio (sin contar bonos) equivale a un ahorro de $ 50.705 millones, contemplando en $ 32.713 el haber actual que se le paga a los beneficiarios del Potenciar Trabajo.

El gasto en planes, cada vez más alto

El pedido de informe se da en el marco de un incremento exponencial en el gasto social en los últimos años, tal como viene reflejando Clarín en diferentes informes.

Como parámetro, sólo en enero, el Gobierno destinó $ 2.700 millones por día a subsidiar planes sociales que controlan dirigentes piqueteros aliados al kirchnerismo. Se trata del gasto asignado a los dos principales programas del Ministerio de Desarrollo Social, el Potenciar Trabajo y la Tarjeta Alimentar, que dependen del Movimiento Evita y La Cámpora.

En los primeros 31 días del año, se transfirieron a esas áreas $ 84.077 millones, a razón de $ 2.712 millones cada 24 horas, en línea por ahora del presupuesto anual previsto por el Ministerio de Economía en asistencia social para el año electoral, de más de $ 1 billón.

No obstante, comparado con los valores de años previos, los fondos sociales crecieron por encima de la inflación: en enero 2021, se gastaban $ 600 millones por día, mientras que en el primer mes de 2022 las erogaciones eran de $ 1.100 millones diarios y ahora treparon a más de $ 2.700 millones, casi cinco veces el gasto original de hace dos años.

A cargo de Pérsico, que a su vez es secretario de Economía Social, el Potenciar Trabajo ya demandó fondos estatales por $ 46.652 millones en enero, el equivalente a $ 1.504 millones por día. Para todo el año, la proyección total del programa marca recursos por $ 590.982 millones. Desde Economía Social, Pérsico los paga, y desde el Movimiento Evita, donde es el principal referente, los cobra.

En el caso de Políticas Alimentarias, el otro plan central en la estructura de Desarrollo, las transferencias vienen siendo más controladas, ya que la Tarjeta Alimentar se abona en paralelo a la Asignación Universal por Hijo que se paga a través de la ANSeS. Con ambas áreas a cargo de La Cámpora, ya sea a través de Laura Valeria Alonso o Fernanda Raverta, los giros que se dieron en enero fueron por $ 37.424 millones, unos $ 1.208 millones diarios.

.