Últimas noticias de Argentina

Juan Martín Mena, el delegado judicial que no necesita ser ministro y que reporta a Cristina Kirchner

A Juan Martín Mena nunca le hizo falta el rango de ministro para influir en las decisiones judiciales. Mucho menos para ganarse la confianza de Cristina Kirchner, a la que accede, como pocos, sin intermediarios.

Cuando su nombre empezó a circular como una opción seria para reemplazar a Marcela Losardo, destacada sin que hiciera falta mención por parte de la ex Presidenta cuando se refirió por carta a los «funcionarios que no funcionan», Mena se encargó de desacreditar las versiones.

Es que Mena no necesita el cartel para hacer valer su poderío interno, y tampoco el aval de Alberto Fernández para moverse dentro del mundillo judicial: solo responde a Cristina Kirchner.

Secretario de Justicia -virtual viceministro, con un rol mucho más contundente que el del propio ministro Martín Soria-, el funcionario volvió este lunes a endulzar los oídos de la vicepresidenta al cargar de nuevo contra la Corte Suprema de Justicia, sindicada por el kirchnerismo como una pata fundamental de la supuesta doctrina del lawfare que predominó en el país durante la administración de Cambiemos.

«Estamos llegando a límites que se creían que no podían ser superados, pero el gobierno de Mauricio Macri los superó. Toda expresión popular directa de la gente la avalo y me parece sano y necesario. El pueblo se tiene que hacer sentir directamente», aseveró Mena en declaraciones a la AM750 en un contundente aval a la marcha convocada para el próximo 1 de febrero frente al Palacio de Tribunales para criticar el funcionamiento del máximo tribunal, una manifestación que tiene el sello de dirigentes como Luis D’Elía.

Dijo además que se llegó a «un límite del hartazgo», justo en momentos en que desde el Gobierno se prepara un proyecto para modificar la estructura del tribunal, que quedó con solo cuatro miembros tras la renuncia de Elena Highton de Nolasco y una mirada hipercrítica del Frente de Todos. 

Un rato después, fue el propio Presidente el que se sumó a las críticas: «(La Corte) tiene un problema de funcionamiento muy serio», dijo en la misma emisora.

Ex número dos de la AFI durante el proceso que la ex Presidenta llevó adelante en la agencia cuando se peleó con Jaime Stiuso, y ejecutor de algunas de las ideas más osadas de la vicepresidenta en términos de Justicia, Mena integra la mesa judicial de Cristina Kirchner junto a Gerónimo Ustarroz, representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, y Eduardo «Wado» de Pedro, el ministro del Interior que sigue de cerca los temas judiciales.

No es oriundo de Mercedes, como los Ustarroz y De Pedro, pero el funcionario conoce a la perfección ese distrito bonaerense al oeste de la ciudad de Buenos Aires por su mujer, Neila Josefina Kelly, secretaria de Políticas contra la Violencia por Razones de Género del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad que fue concejal de esa localidad que le fascina a la ex Presidenta.

Mena fue uno de los procesados por la Justicia por la causa del Memorándum con Irán que se originó por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman.

En general, suele ser además uno de los funcionarios que mantiene informada a la ex mandataria de las novedades en torno a su legajo judicial. Y era uno de los que no veía con malos ojos la posibilidad de que Ricardo Lorenzetti volviera a hacerse cargo de la presidencia de la Corte antes de que se impusiera Horacio Rosatti con los votos de Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz.

Tiene un vínculo cercano con varios jueces y fiscales de los tribunales de Comodoro Py.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba