Últimas noticias de Argentina

Guzmán abre la negociación con el Club de París y no pagarán los vencimientos

Guzmán se prepara para viajar en dos semanas a Europa a negociar con el Club de París el vencimiento de 2.400 millones de dólares de deuda. Y aunque en el gobierno no aventuran cuál será el resultado de esas negociaciones, dan por hecho que «En el Club de París ya saben que es un vencimiento muy grande para la capacidad de pago de Argentina».

En breves palabras, Guzmán viaja a adelantarles que a fin de abril el pago de los 2.400 millones de dólares no va a estar. Pero no es claro que el impago logre ser consensuado con los acreedores, al fin y al cabo de acuerdo a los principios del Club, sus veintidós miembros solo negocian si hay compromisos de reformas estructurales por parte de los deudores que generen las condiciones para el repago y un acuerdo vigente con el FMI; ni la primera ni la segunda están esta vez sobre la mesa.

Por el contrario, aunque Guzmán sea un defensor del superávit fiscal, sus lineamientos no incluyen reformas estructurales tradicionales; y, pese a las negociaciones en curso, el acuerdo con el FMI todavía no está cerrado ni tiene fecha tentativa para alcanzarse.

Por causa de la pandemia, en lo que va de 2021, ya cinco países fueron beneficiados por la extensión de vencimientos de sus deudas. Se trata de países subdesarrollados alcanzados por la iniciativa del G20 de perdón de los intereses de deuda a los 60 países más pobres del mundo, por lo que no es lineal que Argentina vaya a recibir el mismo trato.

Las cláusulas leoninas fueron acordadas por Axel Kicillof en 2014 por entonces ministro de Economía, cuando asumió intereses punitorios por 3.633 millones de dólares por una década de compromisos impagos. Las deudas se acumularon  durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández a raíz de un crédito de 2002 por 4.955 millones de dólares, con lo que en 2014 prácticamente se duplicó el monto adeudado.

Con un esquema de pagos pactado para terminar en mayo de 2020 con un último pago por 1.900 millones de dólares, ese vencimiento fue postergado por un año y, sumados los intereses de la deuda, ahora la suma asciende a 2.400 millones de dólares. Por ende, incluso si se cancelaran los intereses para no repetir la historia de pagar intereses punitorios sobre intereses vencidos, Guzmán se enfrenta al vencimiento de unos 500 millones de dólares de interés.

En cambio, podría renegociarse un plazo de gracia sobre el capital e intereses menos onerosos en un mundo de tasas cero.

La Política Online

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba