Últimas noticias de Argentina

Ginés González García tuvo que abandonar un restaurante en medio de gritos e insultos: “Caradura, asesino”

El exministro de Salud Ginés González García, que tuvo que renunciar a su cargo tras el escándalo generado por el denominado vacunatorio vip, tuvo que abandonar este sábado un restaurante cuando un grupo de comensales comenzaron a gritarle “caradura y asesino”.

El hecho ocurrió esta noche en un restaurante de la ciudad de Buenos Aires, en la zona de Puerto Madero, donde el exfuncionario había ido a cenar y tuvo que retirarse ante la reprobación de la gente que lo despidió al grito de “ladrón”, “chorro” e “hijo de p…”.

Según pudo reconstruir Clarín en base el testimonio de los testigos, González García había concurrido esta sábado al restaurante Marcelo, ubicado sobre la avenida Alicia Moreau de Justo, en la zona de Puerto Madero, cuando fue sorprendido por la reacción de los comensales. 

El exministro llegó al local a las 22.20 junto a una mujer, según confirmaron a Clarín testigos del hecho. Al ser reconocido por los ocasionales comensales comenzaron los gritos y la reprobación.

La mujer que acompañaba a Ginés comenzó a filmar el escrache con su celular, pero al subir el tono del repudio social, el exministro decidió retirarse del restaurante sin llegar a sentarse.

 Las  imágenes del hecho se viralizaron rápidamente en las redes sociales. 

El ex ministro ya tuvo un incidente parecido en marzo pasado cuando tuvo que retirase en medio de gritos y acusaciones de un local del barrio de San Telmo.

El primer escrache

Esta no es la primera vez que Ginés González García debe abandonar un restaurante por la reprobación social. En marzo de este año vivió casi una escena parecida en el barrio de San Telmo.

Fue en el restaurante Iñaki, ubicado en la calle Moreno al 1300, cuando el exministro tuvo que dejar el local al ser reconocido por uno de los clientes que empezó a gritarle “roba vacunas”.

Enseguida se sumó más gente a la protesta y algunos querían increparlo. González García optó por retirarse del lugar aunque un hombre quería ir en busca del exfuncionario mientras le gritaba: “Maleducado, maleducado andá a tu casa. Andá a vacunar a la gente grande”.

El escándalo del vacunatorio vip

El periodista Horacio Verbitsky lanzó la bomba, y el explosivo dialéctico detonó la continuidad de Ginés González García al frente del Ministerio de Salud de la Nación. Un vacunatorio secreto emplazado en esa cartera y reservado para un selecto grupo de personas, sentenció la suerte del ministro que comenzó su gestión en diciembre de 2019, cuando el Gobierno cambió de signo político, y que debió presentar su renuncia por pedido del presidente, Alberto Fernández.

El plan de vacunación, en febrero de este año, aún no había avanzado y se reducía a un sector de la sociedad considerado de alto riesgo. En ese marco, Ginés González García, el funcionario que había considerado que no existía “ninguna posibilidad” de que el covid-19 ingresara a Argentina, quedó acorralado cuando Verbitsky, de buenas a primeras, disparó una bala impensada para el titular de la cartera sanitaria.

“Me puse a averiguar dónde hacerlo. Llamé a mi viejo amigo Ginés González García, a quien conozco hace muchos años, que me dijo que tenía que ir al Hospital Posadas, en el partido de Morón. Cuando estaba por ir recibí un mensaje del secretario de Ginés, que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio, y que fuera allí a darme la vacuna. Bueno, fui al Ministerio, estaba el equipo de vacunación allí”, contó el comunicador oficialista.

El escándalo no demoró en escalar en una sociedad necesitada de respuestas, ante un virus que había dominado su vida personal y laboral durante los últimos once meses. De inmediato, Fernández instruyó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para que le pida la renuncia.

Cercado por el contexto, Ginés anunció su renuncia el 19 de febrero a través de una carta pública que difundió en su cuenta de Twitter. Allí habló de una “confusión involuntaria” de su “secretaría privada” y hasta de un “malentendido”.

Eran tiempos en que la urgencia se centraba en inocular a los trabajadores de la primera línea de defensa ante el virus, como el personal del sistema de salud, el de las fuerzas de seguridad a los maestros, así como también a los grupos de riesgo de la población.

El escándalo llegó a la portada de los principales medios del mundo. Fue un hecho de magnitud internacional.

El extitular de la cartera de Salud sintió el impacto. Según su entorno, sintió que lo dejaron solo. “Me están haciendo pagar todo el costo a mí”, manifestó por entonces.

Tres meses después, Ginés admitió que hubo 70 personas que recibieron alguna dosis de las vacunas en el Vacunatorio VIP que funcionó en en el Ministerio de Salud y en el hospital Posadas.

“Son 70 y cada una de esos casos fueron explicados a la Justicia. Algunos tenían 3 o 4 razones”, aseguró en esa oportunidad el exministro, quien fue reemplazado en Salud por Carla Vizzotti, médica infectóloga y experta en vacunación que desde su cargo de secretaria de Acceso a la Salud había sido una de las caras más visibles del Gobierno desde el inicio de la pandemia en nuestro país. Por ejemplo, estaba al mando de los reportes diarios matutinos sobre el estado de situación del covid en Argentina.

Ginés también había quedado en el centro de la escena por el fallido contrato de compra de vacunas Pzfizer Sobre este punto, el ex ministro confirmó que el laboratorio norteamericano no sólo cuestionó la inclusión de la palabra “negligencia” en la ley de compra de vacunas.


Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba