Esteban Lamothe, el primer artista W: “Wado de Pedro es el político al que más fe le tengo”

Esteban Lamothe y Eduardo «Wado» de Pedro protagonizaron otro simpático cruce en las redes sociales por su parecido. Pero lo que empezó como un chiste ahora parece convertirse en un apoyo político más contundente, casi como los cimientos de una nueva línea en el oficialismo: el wadismo. «Es el político al que más fe le tengo», dijo el actor sobre el funcionario más encumbrado de La Cámpora.

Los ojos, la boca, el pelo, incluso las orejas: Lamothe y De Pedro son como dos gotas de agua. Al menos así lo descubrieron los usuarios de Twitter hace varios años. Y ellos, que suelen intercambiar mensajes, juegan con las similitudes: hasta se sacaron una imagen en el estreno de «El Ángel» en 2018. Ahora ahondaron en otro punto en común en esa red social. Fuera de broma.

La excusa fue la visita que De Pedro le hizo al director de cine Pedro Almodóvar hace un par de semanas en Madrid. El encuentro quedó registrado con una foto que el funcionario oportunamente compartió con sus seguidores. Y que, otra vez, despertó el juego de las similitudes con Lamothe.

«Se me dio, los sueños se cumplen en vida, adiós, me voy a españa a filmar con Almodóvar. Gracias Pedro por pensar en mí para este personaje», bromeó el protagonista de la 1-5/18 (El Trece) en aquellos días.

La chanza quedó sobre la fina línea entre ficción y realidad.

«Él está haciendo un gesto con el que somos muy parecidos. Lo peor es que me llamaron madres de amigos y amigos míos, músicos y otros actores, felicitándome y diciéndome que me lo merecía. ‘Te merecés trabajar con Almodóvar’. ¡Nada que ver!», siguió riéndose Lamothe, este sábado en declaraciones al programa Sobredosis de TV, en la señal oficialista C5N.

Sin embargo, el paralelismo entró en otra dimensión: el apoyo político explícito.


Los usuarios de Twitter juegan con el parecido físico entre Esteban Lamothe Y Wado de Pedro.

«Además de que me cae simpático y es parecido a mí, me gusta él. Le tengo fe. Es el político al que más fe le tengo. Juega de una manera políticamente que es la que más me gusta», dijo Lamothe, que se convirtió así en punta de lanza de una nueva ola militante en la farándula: los artistas W.

Para el final, le mandó un mensaje directo a De Pedro. «Wado, no me falles, loco, no me falles», le pidió el actor. Acaso hablaba de su soñado desembarco a la factoría Almodóvar, aunque también dio para la lectura política,

La respuesta del ministro Wado

El dirigente camporista no dejó pasar el video que compartió Lautaro Maislin, el cronista de la señal de Cristóbal López que le hizo la entrevista a Lamothe.

«Vos tampoco me falles. Ahora quiero esa película con Almodóvar!», le escribió el funcionario más relevante de la organización creada por Máximo Kirchner al artista. Tras una réplica de Maislin, Lamothe le puso «Me gusta» a la intervención del ministro y le envió un nuevo mensaje: el emoji de un avión, en virtual cruce trasatlántico a España.

Más allá del chiste (que se extiende a «La Remisería de la Rosada», la cuenta de Twitter que maneja el equipo de comunicación de Wado), la presencia de De Pedro dentro del Gobierno nacional lo proyecta hacia las elecciones generales 2023. Cristinista, intentó mantener en pie los puentes de diálogo entre la vicepresidenta y Alberto Fernández.

Sin embargo, tras la derrota de las PASO 2021, su carta de renuncia hizo estallar la interna del Frente de Todos, con una decena de misivas de otros funcionarios nacionales, todo ellos cercanos a la ex Presidenta.

Finalmente todo derivó en la eyección de hombres y mujeres del albertismo (Sabina Frederic y Nicolás Trotta, los más representativos), el traslado de Santiago Cafiero a la Cancillería y las llegadas de Juan Manzur (jefatura de Gabinete) y Aníbal Fernández (Seguridad).

De Pedro, que había iniciado la cadena de renuncias, se mantuvo firme en el Ministerio del Interior. Con fotos conjuntas, desde la Rosada buscaron mostrar buen clima entre el referente de La Cámpora y Alberto Fernández, pero la relación ya no es la misma.

A tal punto que el Presidente pasó de llamarlo «Wadito» en conferencias de prensa, a que las gacetillas oficiales lo sindiquen como «Eduardo de Pedro», ya sin apodo.

Esteban Lamothe y Wado de Pedro, parecidos en más de un sentido.

Esteban Lamothe y Wado de Pedro, parecidos en más de un sentido.

Después del salto a las primeras planas en medio de la interna oficialista, a Wado de Pedro lo midieron de cara a las elecciones 2023. El ministro terminó con diferencial de imagen (entre positiva y negativa) a favor en cinco provincias: Tucumán, Corrientes, San Juan, Entre Ríos y Catamarca.

Su principal handicap es que sigue siendo desconocido para un amplio sector del electorado. Acaso le juegue en contra el síndrome de «Cara Común», como Lamothe bautizó al listado de parecidos («Maxi Rodríguez, el Pipi Romagnoli, Ricardo Mollo, Luis Majul, Adam Sandler, y miles más») en el que Wado sí pica en punta.

DS


Invitación al Facebook Diario Tiempo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba