Últimas noticias de Argentina

En un viaje relámpago, Alberto Fernández parte a la Cumbre del G-7 con la guerra como telón de fondo

Mientras la coyuntura política y económica no le dan respiro, el presidente Alberto Fernández volverá a tomar oxígeno a 11.510 kilómetros de Buenos Aires, lejos de la escasez de gasoil, las protestas de los transportistas, la inflación y los cuestionamientos públicos de Cristina Kirchner al Ejecutivo. El Presidente partirá este sábado por la noche en un viaje relámpago a Múnich para participar de la Cumbre del G-7, gracias a la invitación que recogió de su visita con el anfitrión y canciller alemán Olaf Scholz, en mayo pasado.

La Argentina será uno de los cinco países invitados al selecto club de países más industrializados del mundo que integran Estados Unidos, Canadá, Japón, y las potencias europeas Francia, Alemania, Gran Bretaña e Italia. El resto de las naciones y sus jefes de Estado participados para esta ocasión serán India, Indonesia, Sudáfrica y Senegal.

El presidente Alberto Fernández saluda a su par estadounidense Joe Biden, este jueves, en la Cumbre de las Américas.

La invasión rusa en Ucrania y las consecuencias en los precios de la energía y los alimentos concentrará los debates de la Cumbre. El presidente ucraniano Volodímir Zelenski acudirá al encuentro, aunque aún no se sabe si de manera física o virtual. El mes pasado, los ministros de Relaciones Exteriores de todos los países del bloque señalaron que no reconocerán nunca las fronteras que Vladimir Putin quiere imponer por la fuerza.

El mandatario argentino, que también ejerce la presidencia Pro Témpore de la CELAC, viene exponiendo en cada foro internacional el impacto de los precios de la energía y de los alimentos en los países emergentes. Este viernes coincidió de manera virtual con el presidente ruso en la Cumbre de Brics, bloque regional que integran Brasil, China, Rusia y Sudáfrica. Fernández. Mientras el Gobierno negocia para ser miembro pleno del bloque, Fernández marcó diferencias con Moscú y pidió por el cese de hostilidades en Ucrania, en la confirmación de un giro de la política exterior respecto a febrero, cuando el Presidente le propuso a Putin en el Kremlin que la Argentina se convirtiera en la puerta de entrada de Rusia en la región. En abril, Argentina votó a favor de la suspensión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Alberto Fernández saluda al canciller alemán.

Alberto Fernández saluda al canciller alemán.

El mandatario argentino tomó distancia de Moscú y en un mes viajará a Washington para su primera bilateral con Joe Biden. Esta vez, habrá nuevos pasos en esa dirección. Durante su última visita a Berlín, el jefe de Estado argentino se había quejado por el efecto de las sanciones de Occidente a Rusia. «Repercuten muy negativamente en el resto del mundo«, sentenció en público. Muy cerca de Fernández destacaron que Fernández no objetará el bloqueo a Rusia, pero volvería a citar la visión del papa Francisco al respecto, tal como repitió en su última conversación telefónica con Biden y en la cumbre de BRICS. «Ni trigo ni alimentos pueden ser un arma de guerra«, reiteran el pontífice y el mandatario.

El Presidente viajará en un vuelo charter de Aerolíneas Argentinas con una comitiva reducida de funcionarios, entre los que se cuentan el canciller Santiago Cafiero; el secretario general de Presidencia Julio Vitobello; el de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, la Legal y Técnica, Vilma Ibarra; la portavoz Gabriela Cerruti y el embajador en Estados Unidos Jorge Argüello. A último momento confirmó su presencia el presidente de Diputados Sergio Massa, que ya había acompañado al mandatario a la Cumbre de las Américas en Los Angeles y presiona al Ejecutivo para ordenar la interna oficialista y para reestructurar el organigrama de Gobierno.

La agenda del Presidente y su comitiva será intensa. A las 14.30 (9.30 argentina) del domingo aterrizará en el Aeropuerto Internacional de Múnich, acompañado por la comitiva oficial. Tres horas y media después, en el lujoso Hotel Bayerischer Hof, donde se hospedará la delegación argentina, Fernández mantendrá su primera bilateral, con el primer ministro de la India, Narendra Modi, que hace un mes le dio su visto bueno a Cafiero para que la Argentina se integre al Brics.

A las 20 del domingo (15.00 hora argentina) el Presidente participará de la actividad de bienvenida de los 5 Países invitados al G-7, en el Teatro Cuvilliés en Munich Residenz, construido por orden de Maximiliano III de Baviera, en 1751. El Presidente firmará el libro de honor y presenciará el espectáculo de la ópera del Estado de Baviera antes de tomarse la foto de familia con todos los mandatarios invitado y participar de la cena de honor ofrecida por el ministro Presidente de Baviera, Markus Söder.

El lunes será el día más intenso de la gira. Al mediodía (las 7 AM de Argentina), Fernández arribará al inexpugnable castillo Schloss Elmau, sede de la Cumbre del G7 también en 2015, donde lo recibirá el canciller alemán Scholz, con quien más tarde mantendrá una nueva bilateral, la segunda en menos de dos meses.

Antes el jefe de Estado una reunión Bilateral con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen. Luego de su reunión con Scholz, entre las 15.30 y 17.00 (10.30 a 12.30 hora argentina), Fernández participará de la segunda Reunión Plenaria del G7. Por la tarde noche, el mandatario argentino está invitado a una cena ofrecida por el canciller alemán a los jefes de Estado. La comitiva argentina tenía previsto regresar originalmente el martes por la tarde, pero el mandatario podría acelerar el regreso a la Argentina y su realidad política.

.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba