El gremio petrolero levantó el paro de 48 horas en Vaca Muerta

El gremio petrolero levantó el paro de 48 horas en Vaca Muerta

Sobre la hora, el gremio del Petróleo y el Gas de Neuquén, Río Negro y La Pampa levantó el paro de 48 horas al que había convocado para hoy y mañana en la cuenca de Vaca Muerta.

“Ante la convocatoria a reunión de la Secretaría de Trabajo para este miércoles a las 11, se suspenden, temporalmente, las medidas de fuerza previstas para este martes y miércoles”, anunció el sindicato a través de un posteo en redes sociales. Fuentes gremiales confirmaron la decisión a Clarín.

El poderoso sindicato estuvo conducido hasta hace poco por el histórico dirigente Guillermo Pereyra, quien falleció a fines de mayo. Su cargo es ocupado por Marcelo Rucci.

El viernes de la semana pasada, el sindicato había anunciado la medida de fuerza por un período de dos días “tras el fracaso de las instancias de diálogo con las cámaras empresarias, en las que se buscó determinar un salario inicial para los trabajadores petroleros que se encuentran por debajo de la línea de pobreza, como los de refinerías”.

“Se mantuvieron un sinnúmero de reuniones privadas e inclusive cuestiones que se ventilaron en sede de esa Secretaría de Trabajo”, explicó.

“Tratamos de sentarnos, de entender, de hablar, de ponernos de acuerdo, y nos traen las mismas propuestas que hace un año y medio, lo mismo que hablamos hace cuatro meses, lo mismo que hablamos hace dos meses, y lo mismo que hablamos la semana pasada cuando fuimos a paritarias. Entonces, la soga la van a cortar ellos, porque nosotros la predisposición al diálogo y al discutir, la tenemos. Ahora, lo que no tenemos es tiempo para que nos falten el respeto”, advirtió Rucci.

La última reunión entre el gremio y las cámaras empresarias fue el miércoles pasado. Dos días después, el sindicato anunció la convocatoria al paro y se la comunicó a Trabajo.

El paro de 48 horas debía empezar este martes a las 8 y prometía generar un verdadero problema dado que se avanzaría con el retiro de los trabajadores que finalizaban sus turnos, aunque sin la posibilidad de que esos puestos fueran cubiertos por los operarios siguientes.

Subir