Últimas noticias de Argentina

El gobierno volverá a licitar varias obras que hace quince años le habían dado a Lázaro Báez

El Presupuesto 2021 ya las incluía dentro de los planes de trabajo de la Dirección Nacional de Vialidad, y la nueva proyección presupuestaría las mantiene. Se trata de un conjunto de obras en suelo santacruceño que estuvieron por más de una década en manos de Lázaro Báez. El 50% de los contratos que le adjudicó el gobierno kirchnerista al Grupo Austral quedaron sin concluir, pero que según la denuncia judicial se pagaron con sobreprecios del 65%. La actual gestión volverá a licitar varios de esos contratos que en algunos casos llevan quince años sin que se terminen.

A Cristina Kirchner y a Lázaro Báez los unen 18 operaciones inmobiliarias, contratos de locación, un terreno en condominio en El Calafate valuado en 17,4 millones de pesos. También tuvieron una relación comercial a través de la cual el dueño del Grupo Austral administró tres de los hoteles de la vicepresidenta hasta julio de 2013; Báez además contrató con siete de sus firmas habitaciones de esos hoteles que nunca utilizó, sumando un total de 27 millones de pesos en los bolsillos de la familia Kirchner. No es todo: el contratista K construyó departamentos que pertenecen a Los Sauces SA -la inmobiliaria de los Kirchner investigada por lavado de dinero- y que después terminó alquilando con su constructora.

A la vicepresidenta y al dueño del Grupo Austral también los unen las sospechas sobre la obra pública vial que Báez ganó desde 2005 a 2015. Fueron 51 licitaciones por 46.000 millones de pesos, que según la acusación fiscal que los envió a juicio oral tuvieron diversas irregularidades: direccionamiento de los contratos, sobreprecios que promediaron el 65%, falsedad en las declaraciones de la capacidad técnica y operativa requerida para poder recibir esos contratos y certificaciones pagadas sin constatar los avances de obra, entre otros aspectos.


Una de las obras sobre la Ruta 40 que Lázaro Báez nunca terminó. Foto. Maxi Failla.

Ese universo de contratos son parte del juicio por presunta corrupción en la obra pública, que desde 2019 afrontan Cristina Kirchner, los ex funcionarios del ministerio de Planificación Federal y el dueño de Austral Construcciones.

Pese a las acusaciones judiciales sobre esas obras en suelo santacruceño, la gestión de Alberto Fernández a través de la Dirección Nacional de Vialidad y en algunos casos en convenio con Vialidad Provincial, volverá a licitar varias de aquellas obras que hasta 2015 estuvieron en manos de Lázaro Báez.

Ante la consulta de Clarín, fuentes oficiales indicaron que las obras serán licitadas “ya que son las obras priorizadas con la Provincia. Ese mecanismo es el que se siguió para determinar cuáles obras trabajar”. Fue la gobernadora Alicia Kirchner quien señaló ante las autoridades nacionales los caminos que debían realizarse.

Muchos de estos caminos habían sido adjudicados en 2006 y desde entonces se encuentran inconclusos, pero con partidas presupuestarias que ya fueron asignadas. Justamente, una de las acusaciones que recaen sobre Báez es que percibió fondos del Estado pero que no los usó para hacer esos trabajos. Por eso, a la vicepresidenta se la procesó como jefa de una asociación ilícita que “defraudó al Estado al favorecer con contratos viales” al Grupo Austral.

El listado de obras que vienen incluyéndose en los presupuestos de esta gestión incluye una importante obra sobre la Ruta Nacional 3, el tramo entre el límite Chubut/Santa Cruz y la ciudad de Caleta Olivia, desde el kilómetro 1.855,91 al 1.871,10 y del 1.876,30 al 1908. Estos dos contratos unen a Báez y a Cristóbal López.

Las obras de Lázaro Báez inconclusas que se siguen licitando. Foto Maxi Failla.

Las obras de Lázaro Báez inconclusas que se siguen licitando. Foto Maxi Failla.

Se trata de dos tramos de una licitación lanzada en 2006 y que se había concebido en tres tramos. Todos ellos fueron adjudicados al Grupo Austral hasta 2015, cuando contaban con un avance del 36% promedio y estipularon los sobreprecios en un 300%.

La parte desde el kilómetro 1.867 al 1.908 se adjudicó a Austral Construcciones por 313.6 millones de pesos. Pero el gobierno kirchnerista le pagó 1.309 millones (231% más), con un avance de obra del 24%. La otra licitación fue ganada por Kank & Costilla, de Martín Báez, por 215 millones de pesos. Sólo construyó el 27% y terminó cobrando 872,9 millones, es decir 305% más.

Ese conjunto de contratos fue rescindido por el gobierno de Mauricio Macri y licitados nuevamente. En aquel momento la mejor oferta la realizó CPC SA, propiedad de Cristóbal López, pero con un avance del 3% y denunciando abandono de obra, le quitaron la obra un año después.

Obra abandonada de Ruta Nacional 3 que no terminó ni Lázaro Báez ni Cristóbal López. Foto Emmanuel Fernández

Obra abandonada de Ruta Nacional 3 que no terminó ni Lázaro Báez ni Cristóbal López. Foto Emmanuel Fernández

Recientemente, como contó Clarín, Vialidad adjudicó a CPC una obra de mantenimiento de ese tramo que tanto él como Báez dejaron inconcluso. La licitación fue por 427.470.335,80 pesos. La anterior gestión licitó dos veces obras de similares características en el mismo tramo.

La obra sobre la Ruta Provincial 47 empalme con la Ruta 3 también será licitada nuevamente, aunque por ella se habían firmado dos contratos durante la gestión kirchnerista. El primero se adjudicó a Kank y Costilla (propiedad de Báez) el 10 de junio de 2011 por 618 millones de pesos, pero se terminó pagando 1.298 millones. El avance sólo fue del 28%. Tres días después, se le entregó sobre ese mismo camino otra obra a Austral Construcciones. El presupuesto era de 613 millones de pesos, pero se abonaron 1.047 millones con un avance del 25%.

Sobre Ruta Nacional 3 tambíen se licitará un tramo entre Tres Cerros y Caleta Olivia, que estaba relacionada a la gran obra que conecta Santa Cruz con Chubut y que lleva inconclusa más de diez años.

El otro corredor nacional es la Ruta 40. El 8 de septiembre de 2009, Báez fue adjudicatario de la obra de empalme entre Lago Cardiel y Tres Lagos. En aquel momento el presupuesto fue de 254.668.521 pesos, pero con sólo el 32% realizado se terminó pagando a Austral Construcciones 800.782.691 pesos. El gobierno de Alberto Fernández también volverá a licitar esta obra.

Dentro del conjunto de nuevas obras viales destinadas a Santa Cruz, se incluye el mantenimiento de las rutas 3, 40, 288, 281, entre otos caminos. Sobre todos ellos el ex socio comercial de Cristina Kirchner tuvo diversos contratos que en su mayoría quedaron inconclusos.

.

Romina Picolotti, condenada 15 años después: la otra historia detrás de la corrupción

.

Caso Hotesur: los Kirchner no quieren que les paguen el sueldo a los administradores que la justicia había nombrado en sus empresas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba