Últimas noticias de Argentina

El derrumbe en la cancha de Ferro complicó un acto de campaña de Alberto Fernández

El derrumbe de una tribuna de la cancha de Ferro que estaba en construcción no solo se confirmó que era ilegal y que dejó seis trabajadores heridos, sino que además alteró la agenda del presidente Alberto Fernández para el relanzamiento de la campaña electoral de cara a las elecciones generales del 14 de noviembre.

Movimiento Evita y otras organizaciones sociales pretendían realizar un plenario con el objetivo de ir a buscar a casa por casa a los votantes que no participaron de las PASO.

El acto se iba a realizar en el estadio de Caballito y era motorizado por la organización que responde a Fernando “Chino” Navarro, secretario de Políticas Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, quien salió a respaldar al Presidente en su enfrentamiento con Cristina Kirchner y llegó a organizar una marcha de apoyo que luego fue cancelada por pedido de Fernández.

Tras los cambios en el Gabinete, y con una aparente tregua desde el Frente de Todos, los organizadores del plenario del sábado descontaban que Alberto Fernández sería el orador principal. Sin embargo, con la noticia del derrumbe y la confirmación del Gobierno de la Ciudad de que la obra era ilegal, en Presidencia pusieron en duda que el Presidente fuera a participar del acto.


El derrumbe de una tribuna en construcción de la cancha del club Ferro afectó la agenda de Alberto Fernández. Foto Germán García Adrasti

Después de buscar nuevas locaciones, los organizadores confirmaron que el acto se realizará el próximo jueves 7 de octubre en la cancha de Chicago, en Mataderos, a donde también cursaron una invitación al Presidente.

“Nunca estuvo confirmada la presencia ni la ausencia del Presidente”, explicaron luego de que tanto el accidente en Ferro como la convocatoria del acto tomara estado público.

Nueva estrategia de campaña

Sin grandes actos con los candidatos del Frente de Todos, el gobernador Axel Kicillof, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el presidente del bloque oficialista en la Cámara Baja, Máximo Kirchner y el propio Presidente, el oficialismo cambió la estrategia de campaña.

De cara a noviembre, Alberto Fernández le dio mayor visibilidad a sus ministros, en especial a Juan Manzur, flamante Jefe de Gabinete, y se enfocó en reuniones con pocas personas, en especial jubilados.

Hace una semana el Presidente participó de un acto con militantes en José C Paz, pero después encabezó reuniones reducidas para “escuchar y corregir”. En Pilar, después de que Juan Manzur anunciara nuevas medidas para el sector del turismo y los jubilados, Fernández eligió reunirse allí -sin micrófonos- con 25 adultos mayores. Lo acompañó la titular del PAMI Luana Volnovich.

Alberto Fernández en una asamblea de aeronáuticos.

Alberto Fernández en una asamblea de aeronáuticos.

También se trasladó hasta un domicilio en Ituzaingó para reunirse con 15 vecinos de la zona junto al intendente local, su amigo Alberto Descalzo. En una mesa, durante más de dos horas, el mandatario escuchó los planteos de un auditorio ecléctico que integraban en otros, un docente, un obrero metalúrgico, un peluquero, comerciantes y empresarios.

En un cuaderno y en hojas en blanco, el mandatario tomó notas de los planteos, entre ellos, las ayudas económicas que la ciudadanía no conoce o que se frenan en la burocracia estatal.

En la Casa Rosada niegan que se trate de una estrategia de marketing y rechazan las comparaciones de las reuniones íntimas que protagonizaba Mauricio Macri y que luego publicaba en Facebook. “Esto es una decisión del Presidente y no tiene que ver con ningún gurú o consultor”, sostienen.

LM

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba