El armado de la candidata Victoria Tolosa Paz, el regreso político de Martín Guzmán y más picante en la interna opositora

Candidata full life

Victoria Tolosa Paz arriba a un programa de tevé donde despliega su arsenal en defensa del Gobierno nacional y de la «unidad» del Frente de Todos. Llega sola, se sienta y se prepara para enfrentar el debate sobre los distintos problemas que enfrenta aún la administración de Alberto Ángel Fernández, desde el vacunatorio VIP hasta las visitas sociales a Olivos en plena pandemia. Deja el teléfono a un costado, el que recibe una cadena imparable de chats de Telegram, la aplicación de mensajería preferida de Cristina Kirchner y de muchos en el peronismo. Pero Tolosa Paz no está sola: tiene detrás, no solo el equipo de campaña que montó el Frente de Todos en el «Complejo C» -búnker peronista usado en la última campaña presidencial, ubicado en Chacarita, bajo el comando del publicista Nacho Saavedra- sino el de su marido, el pluri empresario Enrique Albistur. «Pepe» puso a disposición de su mujer (aún hoy concejal ad honorem de La Plata) un equipo de comunicación completo, que va desde varias personas manejando redes sociales, un equipo de fotografía y una cámara que le hace registro audiovisual de todos sus movimientos para hacer una narrativa propia de sus semanas, en un estilo de filmación que marida con lo cinematográfico. A eso hay que sumarle un reforzado equipo de prensa. Todo eso funciona en las oficinas históricas de Albistur, ubicadas en Córdoba y Pellegrini, donde el empresario se ufana de haber realizado desde allí, cinco campañas presidenciales del peronismo.

En el entorno de Tolosa Paz niegan que la estén entrenando, en un estilo de coaching muy usado en Juntos por el Cambio: «Victoria es un SNC, un sujeto no coucheable», asegura uno de sus principales colaboradores. Promesas electorales…

Alberto Fernández, en Merlo, en un acto con tono de campaña y secundado por Victoria Tolosa Paz y Axel Kicillof. Foto Presidencia

Ministro en campaña

En una de las recorridas de Tolosa Paz apareció, sorpresivamente, el ministro Martín Guzmán. Fue el lunes pasado, cuando el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció el plan «Ahora 12 ampliado» en el parque industrial de Cañuelas, rodeado de empresarios y de los candidatos locales. Guzmán departió largamente con la candidata bonaerense y con Cafiero pero hasta se animó a fotografiarse con los postulantes del FdT de la zona. Así, el titular de Economía. salió del «freezer político» y mostró las cartas: hará movimientos de campaña junto a los candidatos y prometió a Alberto y al jefe de Gabinete que habrá un anuncio económico por semana, para colaborar con la performance electoral del frente oficialista. ¿Será la «tan prometida» recuperación económica? Ommmm…

Martín Guzmán junto a Santiago Cafiero y Tolosa Paz en Cañuelas

Dicen que no soy aburrido

En tanto en el campamento opositor, lo más movido fue la reunión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio tras la pelea de Morales-Carrió-Manes-Larreta.

Quien intentó poner paños fríos fue el mendocino Alfredo Cornejo, quien logró desactivar el «Manual de Convivencia», al que varios radicales degradaron con palabras subidas de tono que no reproduciremos acá… Pero fundamentalmente porque el primer punto pregonaba «No mentir», lo que los de la UCR consideraban una victoria de Elisa Carrió sobre el neurocientífico radical. Por eso, salió un triple tuit de Negri, Naidenoff y Cornejo, con la intención de que otro belicoso -el gobernador Gerardo Morales. se calme. Se verá cuánto dura la pax… Pero donde no hubo pipa de la paz fue en la campaña de Facundo Manes pues alguien se bajó de la pelea. Como se contó en esta columna, el publicista Ramiro Agulla iba a colaborar con el médico de Salto, con su experiencia de mil batallas electorales. Pero finalmente, el original publicista dijo “basta para mí” y se corrió de la experiencia electoral de 2021. De todos modos, Manes no frenó la bocha y este miércoles, dijo que “la oposición no puede decir que acá no pasó nada de 2015 a 2019”, en un tiro por elevación al macrismo. En la sede porteña de Uspallata estallaron: ”Que le pregunte a Joaquín de la Torre o a Emilio Monzó, que fueron parte del gobierno”. Calma radicales…

Ramiro Agulla, publicista

​​Vende o alquila

La campaña da para muchas situaciones, desde complicadas hasta risueñas. Una de este último rubro se dio en Lomas de Zamora, durante el desembarco del pre candidato de Juntos por el Cambio Diego Santilli.

En una avenida de ese distrito del sur del conurbano, el hombre de confianza de Horacio Rodríguez Larreta vio un cartel: «Santilli Inmobiliaria!«. Se frenó allí ante la risa de sus acompañantes. Pero el asombro fue grande cuando salió el dueño del local y empezó a abrazarlo al cabeza de lista bonaerense. ¡Qué sorpresa y media bonaerense!

Diego Santilli, de recorrida en Lomas de Zamora

.

Invitación al Facebook Diario Tiempo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba