Últimas noticias de Argentina

Discuten cambios en Casación, un tribunal clave: debe definir causas que incluyen a Cristina Kirchner

En el primer piso de Comodoro Py las reuniones comenzaron a intensificarse. Allí funciona la Cámara Federal de Casación Penal, el máximo tribunal penal que este mes debe renovar sus autoridades, generando movimientos en las salas que deben decidir sobre casos sensibles para Cristina Kirchner y otros casos de corrupción que involucran a ex funcionarios K y al empresario Lázaro Báez.

La Cámara de Casación es el máximo tribunal en el fuero federal, siempre por debajo de la Corte Suprema de Justicia. Se ocupa de unificar criterios jurídicos para evaluar resoluciones definitivas: por ejemplo confirma o rechaza las condenas dictadas en los juicios orales. En otras palabras: las causas por corrupción deben pasar por Casación antes de llegar a la Corte.

Son cuatro las salas que constituyen este tribunal y el 14 de diciembre se realizará la renovación anual de autoridades. Durante este año, el presidente fue el juez Gustavo Hornos. Su sucesión podría generar movimientos en algunas salas que deben tomar decisiones clave vinculadas a la presunta corrupción K.

Dos candidatos

Hay al menos dos candidatos para ocupar la presidencia durante un año. Quien asuma, no será parte de ninguna sala. Daniel Petrone es uno de los nombres que suena para el cargo, entendiendo que durante 2019 fue vicepresidente de la Casación.

En la actualidad, Petrone integra la Sala I junto a Diego Barrotaveña y Ana María Figueroa. Son los jueces que deben resolver, en primer término, si se realizará o no el juicio en el caso del Pacto con Irán. En esa causa, el Tribunal Oral Federal 8 (TOF8) sobreseyó a Cristina y a todos los acusados, sin la realización del debate. Esto fue apelado por las querellas y por el fiscal Marcelo Colombo, pero este último recurso no fue sostenido por el fiscal ante la Casación, Javier De Luca. Sólo queda el reclamo de los familiares por resolver.

Tal vez te interesa:  “A pesar de los rumores, Dios no ha terminado su obra conmigo”, el mensaje de Esteban Bullrich en redes

Pero además, esa misma Sala I tendrá la palabra final en el caso Hotesur y Los Sauces, las empresas de la familia Kirchner investigadas por lavado de dinero. Fueron los jueces del TOF 5 Daniel Obligado y Adrián Grunberg quienes firmaron la resolución que sin realizar el juicio sobreseyó a la vicepresidenta, a sus hijos y a los demás acusados, al considerar la inexistencia del delito.

Los planteos que se formulen sobre la causa conocida como los Cuadernos de las Coimas, también deberán resolverse en la Sala I. El abogado de la ex presidenta, Carlos Beraldi, no descartó que así como en siete meses lograron tres sobreseimientos sin la realización de los juicios orales, también consigan lo mismo de parte del TOF 7, que debe realizar el juicio del caso Cuadernos, donde se procesó a la vicepresidenta como jefa de una asociación ilícita que se dedicó a la recaudación de fondos ilegales.

Si Petrone llega a asumir la presidencia de Casación, un nuevo juez deberá ir a esa sala que tiene en sus manos decisiones determinantes para Cristina. Inicia otra discusión: cómo se reemplazará al juez, por ejemplo si será por sorteo entre los jueces disponibles para subrogar. 

El otro candidato para la presidencia es Alejandro Slokar, que ahora ocupa la vicepresidencia de la Casación . Integra la agrupación ultra K Justicia Legítima. Además, fue secretario de política criminal del Ministerio de Justicia durante la presidencia de Néstor Kirchner. Debajo de él, este año el vice segundo del tribunal es Mariano Borinsky, criticado por el kirchnerismo por sus visitas a la quinta de Olivos durante el gobierno de Mauricio Macri.

Tal vez te interesa:  El Gobierno paralizado por la interna, y el dato que alarma a los K y a la oposición

Slokar había pedido la remoción de Gustavo Hornos -actual presidente-, tras las denuncias formuladas por el kirchnerismo al conocerse las reuniones que también mantuvo con Macri durante su presidencia. Pero además, criticó la integración de la Corte Suprema y pidió una «refundación del Poder Judicial» utilizando los mismos términos que el presidente Alberto Fernández.

Esta semana las reuniones se intensificarán de cara al 14 de diciembre. Fuentes judiciales aseguraron que por el momento «estaba muy pareja la decisión».

Otras decisiones sensibles

La otra decisión que se deberá tomar es si luego de abandonar la presidencia de la Casación Hornos volverá a integrar la Sala IV, ya que la misma actualmente se encuentra completa: su cargo fue ocupado durante todo el año por la jueza Ángela Ledesma. Esta Sala, por ejemplo, debe revisar la condena a doce años de prisión de Lázaro Báez, por lavado de dinero.

Esa misma Sala tiene radicada la causa por la presunta corrupción en la obra pública, cuyo juicio oral se encuentra en pleno desarrollo. Cualquier planteo que se realiza en relación a ese expediente que tiene como principal acusada a Cristina Kirchner, terminará siendo analizada por esos jueces.

El máximo tribunal penal se convirtió en la instancia de mayor relevancia para el kirchnerismo, considerando que Cristina ya no cuenta con causas de peso en etapa de instrucción, donde el tribunal que revisa procesamientos, medidas cautelares, entre otras cosas, es la Cámara Federal porteña.

Por encima de la Casación Federal sólo está la Corte Suprema de Justicia, que tendrá la palabra final para confirmar e iniciar la ejecución de las penas y si se realizarán los juicios contra la vicepresidenta o no.

.

.

Le preadjudican a Cristóbal López una ruta que ya le habían quitado por incumplimientos: son $ 6.700 millones

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba