Últimas noticias de Argentina

Diego Santilli: “Lo que está claro es que el acuerdo no es bueno para la Argentina”

A horas de empezar la discusión en comisiones de la Cámara de Diputados sobre el acuerdo de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el diputado del PRO, Diego Santilli señaló que «el acuerdo no es bueno para la Argentina«. Sin embargo, también afirmó que el país «de ninguna manera pueda caer en cesación de pagos» y que Juntos por el Cambio busca una postura común del bloque.

«Lo que está claro es que el acuerdo no es bueno para la Argentina, patea todo hacia adelante. Deja todo para el Gobierno entrante», remarcó Santilli, diputado nacional de Juntos por el Cambio tras ser vencedor en las últimas elecciones en la Provincia de Buenos Aires.

«No hay plan económico que explique cómo se va a pagar eso hacia adelante, pateás la bomba para adelante y no definís cómo vas a generar más exportaciones, más trabajo, más producción, más proceso productivo para que nos permita ir pagando la deuda hacia adelante», remarcó Santilli en diálogo con el programa «Digamos todo» de CNN Radio.

Y agregó: «No define si va a haber presión fiscal, qué es lo que necesitamos para poder seguir hacia adelante, no hay un plan concreto, ese es el problema que tenemos».


«La Argentina de ninguna manera puede entrar en cesación de pagos», afirma Diego Santilli.

Por otro lado, Santilli matizó esa postura con lo que podría ser un adelanto de su decisión sobre la votación: «La Argentina de ninguna manera puede entrar en cesación de pagos, entonces ahí está el dilema. Esta semana nosotros como oposición nos vamos a juntar a trabajar, vamos a tomar una decisión como espacio».

«La mesa nacional de Juntos por el Cambio es la que va a decidir cuál es la posición, teniendo en cuenta todos los análisis que hacen nuestros economistas, desde López Murphy, Lacunza, Laspina, todos los que integran el espacio y a partir de allí avanzaremos en una posición», afirmó Santilli.

«En los frentes electorales claramente hay diversidad de posturas y de pensamientos. Pero al que le toca gobernar es al oficialismo y todavía no ha definido cómo vota La Cámpora, cómo vota gran parte de su espacio que hace 26 meses sabía que tenía este vencimiento«.

«El Gobierno debió haber mostrado [el acuerdo] antes y no en un trámite exprés, como hace siempre; ingresa el proyecto el viernes y ya lo quieren votar esta semana. Debió haber mostrado, dialogado, contado a los argentinos de qué se trata, cómo se trata y cómo se lleva para adelante».

«La oposición va a tomar una decisión y está en la mesa nacional de JxC. Vamos a tratar de tener una postura común, atendiendo que una cosa es el financiamiento o endeudamiento necesario y otra cosa es el programa de Gobierno», concluyó el diputado de Juntos por el Cambio.

El ingreso del proyecto y la búsqueda de votos

EL tratamiento del acuerdo entre la Argentina y el FMI abre grietas tanto en el Frente de Todos como en Juntos por el Cambio. Y en ninguna de las dos coaliciones está claro todavía cómo votarán.

«Tenemos que tener la madurez y la responsabilidad de entender que es un problema de la Argentina, y no de un Gobierno. Voy a hacer todo mi esfuerzo para tratar de convencer hasta el último diputado de la Argentina», afirmó el propio presidente de la Cámara baja, Sergio Massa.

El exintendente de Tigre, junto al jefe del bloque oficialista, Germán Martínez, estarán inmersos durante todo el fin de semana en negociaciones internas.

Del bloque de 118 miembros, el Gobierno confía en conseguir el aval de entre 80 y 90 legisladores propios. Pero el sector ligado a La Cámpora de Máximo Kirchner y el kirchnerismo duro seguirá en silencio. «Por el momento no vamos a decir nada», señalaron.

Del otro lado, el escenario está aún más atomizado. En el proyecto enviado, el Gobierno desdobló un artículo clave, tal como pedía Juntos por el Cambio, pero la redacción no termina de convencer y, lupa en mano, quieren estudiarlo, descartar «trampas» e intentar unificar una postura. ​

Algunos sectores —más ligados a la Coalición Cívica y a los gobernadores— están convencidos de que garantizar que el país no caiga en default debe ser la prioridad, pero otros consideran que el kirchnerismo les quiere hacer el «abrazo del oso» y que no pueden avalar algo que parte del propio oficialismo no está dispuesto a acompañar.

​LGP


Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba