Denunciaron a una concejal de Ushuaia en la línea 134: obligaba a beneficiarios de planes sociales a hacer tareas en su casa

Denunciaron a una concejal de Ushuaia en la línea 134: obligaba a beneficiarios de planes sociales a hacer tareas en su casa

Una concejal de Ushuaia fue acusada de usar planes sociales en su propio beneficio. La denuncia llegó a través de la línea 134 que habilitó el gobierno de Javier Milei, apenas unas horas después de su asunción en el cuerpo legislativo de la capital de Tierra del Fuego. Las denunciantes asegura que, a cambio del dinero, les exigía que trabajaran en su casa y en su campaña electoral.

Se trata de la edil Analía Lorena Escalante, de FORJA, la fuerza política de afinidad kirchnerista del gobernador Gustavo Melella. Quedó en el centro de la polémica después de la denuncia telefónica que radicaron dos mujeres a las que les prometió el cobro de planes.

"Este diploma no sólo representa un reconocimiento a mi labor, sino también a la voluntad y el apoyo de quienes creen en el proyecto que represento. Es un compromiso que asumo con responsabilidad y dedicación", celebró Escalante en sus redes sociales después de su jura en Concejo Deliberante.

Y añadió: "Agradezco especialmente a cada persona que colaboró en esta campaña, a mi equipo de trabajo, a los voluntarios y a todos aquellos que brindaron su tiempo y esfuerzo para que este logro sea posible. Su entrega ha sido fundamental y valiosa en este camino".

Sin embargo, en las últimas horas Carolina y Roxana -como se identificaron públicamente las denunciantes- dieron detalles de su acusación.

La concejal Analía Lorena Escalante fue acusada de usar planes sociales en su propio beneficio. Foto Instagram FORJA

Una de ellas tiene un comedor en el barrio Esperanza 2. Como contraprestación, le pidió que se acercara a una fundación. "En realidad es un disfraz, es una sede política que la única asistencia social que da son algunas viandas", dijo en diálogo con Radio Provincia Ushuaia.

Allí la supuesta damnificada daba talleres. Por su labor, recibía 40 mil pesos. Pero, añadió, en plena campaña tuvo que hacerse cargo de las promesas incumplidas que repartía la entonces candidata.

En el último tramo de la previa electoral, continuó su relato la damnificada, comenzaron lo que consideró maltratos verbales.

La otra denunciante contó que tiene un hijo con epilepsia. En su caso el plan ascendía a los 60 mil pesos. Ella también se refirió a "amenazas constantes".

"Me han llamado a cualquier hora para hacer cosas personales como ser hacer pizzetas para el cumpleaños del hijo", expuso la mujer. Además, mencionó otros aparentes pedidos insólitos, como limpieza doméstica y trabajos en una zanja de la vereda.

Ambas mujeres presentaron su denuncia en la línea 134, relanzada por Presidencia.

La relación de la concejal con el gobernador Melella

"¡Seguimos creciendo! Cada vez somos más los que acompañamos este proyecto de provincia que mira al futuro, en un frente amplio y plural que es Somos FORJA". Con ese comentario, Escalante compartió una foto del cierre de campaña en mayo pasado.

La concejal denunciada por uso personal de planes sociales. Foto InstagramLa concejal denunciada por uso personal de planes sociales. Foto Instagram

En la galería de imágenes de su Instagram se la ve posando al lado del gobernador de Tierra del Fuego. Y aporta el hashtag #Melella2023.

"Un espacio donde valoramos el debate, la diversidad de ideas y crecemos uno con el otro, sin dejar a nadie atrás", define al espacio que comparte con el mandatario provincial.

Las denunciantes aseguraron que se acercaron a la Casa de Gobierno fueguina para exponer las irregularidades. La respuesta del entorno del gobernador, según ellas, fue "Andá y trabajá tranquila".

Subir