Últimas noticias de Argentina

Cristina Caamaño dio a entender que se va en junio si el presidente no envía su pliego como directora de la AFI al Senado

La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y presidenta de Justicia Legítima, Cristina Caamaño, afirmó que el 6 de junio “es un buen tiempo para que se termine la intervención” en alusión a que el presidente Alberto Fernández debería, luego de dos años y medio, mandar su pliego al Senado.

Caamaño, es una de las convocantes de la marcha contra la Corte de esta tarde aunque adelantó que no concurrirá y está imputada por la filtración de los nombres de dos mil agentes y analistas de la AFI.

Al preguntársele que hablaba “del final de la intervención” pero su pliego no fue enviado al Senado y si tenía intención de continuar, contestó textualmente en una entrevista con Página 12

–Va a ser lo que tenga que ser. En principio esta intervención vence el 6 de junio. Entonces serán dos años y medio. Es un buen tiempo para que se termine la intervención. Va a pasar lo que el Presidente decida.

Luego se le pidió un balance de dos años de intervención a la ex fiscal que tiene línea directa con a la vicepresidenta Cristina Kirchner y respondió “el balance es lo acertado que estuvo el Presidente cuando decidió hacer una intervención de la AFI. Gracias a eso es lo que encontramos y las denuncias que hicimos”.

“La intervención nos permitió advertir el tema de los gastos reservados o que no había papeles y que los gastos reservados servían para cualquier cosa. Lo segundo es que la primera reforma judicial que hizo el Presidente fue el decreto por el cual dejamos de ser auxiliares de la justicia», agregó quien impulsó diez denuncias de supuesto espionaje ilegal contra el macrismo.

Explicó que sigue haciendo controles de las computadoras de la AFI: “de alguna manera estamos haciendo una auditoría. El problema es que, en ese momento, había 1405 personas en la Agencia y había un disco interno y uno externo por cada una de ellas. O sea que como mínimo hay 2810 discos. Es un proceso que lleva tiempo. Se va a terminar la intervención y van a quedar discos sin ver”.

Cuando se le pregunto si detectó “negocios” durante la gestión de los macristas Gustavo Arribas y Silvia Majdalani al frente de la AFI, dijo que “por ejemplo, el arreglo de este piso (el quinto, donde están las oficinas de la dirección general o la intervención) salió 800 mil dólares, como un lindo departamento en Avenida del Libertador”.

“Después vendieron muchas bases, como la de Coronel Díaz, la de Billinghurst, un departamento en Avenida Figueroa Alcorta. Todos los negocios que pudieron hacer los hicieron. Nosotros hicimos tres denuncias por administración fraudulenta, pero ninguna de esas causas prosperó”, agregó´.

Sobre si las causas de espionaje durante el macrismo deberían tramitar unificadas, respondió que no porque “cada una tiene que tener su juez natural y desarrollarse en el lugar en el que ocurrieron los hechos”. “Eso incluye a la del Banco Provincia, que es como si fuera territorio bonaerense aunque haya pasado en Capital” en alusión al video en que un ministro macrista habló de una “Gestapo” como si el Bapro porteño fuera una embajada extranjera. Caamaño hizo esa denuncia ante un juez de La Plata y no uno porteño.

Defendió su proyecto de reforma de la Ley de Inteligencia. “A mí me gustaría que, en algún momento, ese proyecto se presente en el Congreso y se debata. Nosotros allí incluso ponemos mayores controles para la tarea de la AFI. Mi idea es terminar la intervención y que queden las bases para una inteligencia estratégica, que realmente nos dediquemos a los recursos naturales, a las relaciones internacionales, a la ciberseguridad, a la ciberinteligencia, al crimen organizado”.

Sobre el escándalo por la presencia del vicepresidente para asuntos económicos de Irán y acusado del atentado contra la AMIA Moshe Rezai en el acto de asunción del presidente de Nicaragua Daniel Ortega, dijo que “el que maneja las alertas rojas es Interpol. Entonces Interpol debería avisarle a la Policía Federal y ésta a nosotros para que le avisemos a la Cancillería”.

“La realidad es que no ocurrió nada de eso porque Interpol, a pesar de que tiene una oficina en Managua, no informó. El embajador tampoco se enteró porque había muchísima gente en la asunción. Nos enteramos tarde”, admitió.

No manejamos alertas rojas, sí manejamos las alertas dentro de nuestro país. Durante el año pasado tuvimos 72 alertas, ya sea por terrorismo o por financiamiento del terrorismo. Todas esas alertas tuvieron y algunas todavía tienen seguimiento”, agregó.

Adelantó que “esta semana iremos a Comodoro Py a decir que tenemos 105.000 registros de audios. Eso era un punto a punto que se creó entre la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DAjuDeCO, la oficina de escuchas de la Corte) y la Agencia”.

“Por el cual la Agencia se enteraba prácticamente online de lo que se estaba hablando, más allá de que una o dos veces por semana pasaba a retirar los CDs con las grabaciones. Pero cuando ya recibía el CD ya había escuchado antes”, finalizó Caamaño.

.

.

El comisario que habló de la "mesa judicial" de María Eugenia Vidal, se informaba por "radio pasillo"

.

Denuncian al viceministro de Justicia y a la interventora de la AFI por la marcha contra la Corte

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba