Últimas noticias de Argentina

Con fuertes cruces entre intendentes del PRO y el kirchnerismo, Axel Kicillof logró el consenso para aplicar más restricciones

Axel Kicillof junto a sus funcionarios durante la reunión virtual

El zoom que encabezó el gobernador Axel Kicillof con los 135 intendentes de la provincia en la antesala de las nuevas restricciones que tomará el gobierno nacional, con el objetivo de bajar los casos de coronavirus, tuvo momentos de fuertes intercambios entre intendentes del Frente de Todos con los del PRO.

En la tarde de este jueves, los jefes comunales opositores volvieron a pedir ante las autoridades provinciales por la presencialidad escolar. Fue Jorge Macri de Vicente López quien -cuando hizo uso de la palabra, algo que sorprendió en el Ejecutivo provincial- propuso una segmentación de la educación y que algunos grados iniciales puedan volver a las aulas. También que haya flexibilidad para plantear políticas por distrito. Del otro lado de la pantalla, junto a Kicillof, estaba la directora general de Cultura y Educación de la Provincia, Agustina Vila.

Cuando Macri expuso su idea para la vuelta a la presencialidad escolar también marcó que el problema en el AMBA es uno solo, “pero las soluciones pueden ser diversas”. Fue en ese momento cuando intervino la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza (FdT) quien lo increpó diciéndole que “había que ser solidario”, y superar la cuestión en unidad. Esa postura también sostuvo el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quién fue el primer intendente en hablar. Lo que encendió la mecha fue la comparación que hizo Macri entre el distrito de Vicente López y Moreno, ambos ubicados en el AMBA.

Jorge Macri durante el zoom Jorge Macri durante el zoom

Mendoza también le espetó a su colega de la oposición que su discurso estaba signado por el ex presidente Mauricio Macri, algo que también insinúa el jefe de Gabinete bonaerense Carlos Bianco al decir que algún intendente tiene aspiraciones electorales -legítimas- en su posicionamiento sobre la administración de la pandemia.

Diego Valenzuela -también del PRO- puso el eje de su intervención en medidas para el sector comercial en la antesala de, lo que se presume, las mayores restricciones que se aplicarán a dicha actividad con los próximos anuncios para que cierren a las 18 horas.

En el seguimiento de la curva de contagios, el gobierno de Kicillof reconoce que los casos están estancados pero a un número alto por demás preocupante. 11.746 casos diarios promedio es el número que maneja el Ejecutivo bonaerense. En ese esquema explicaron hoy ante intendentes que las medidas de restricciones lograron frenar la suba de contagios, pero que no bajan. Es decir, no alcanzan.

Kicillof repite que la provincia de Buenos Aires acatará la decisión que tome el gobierno nacional. Eso le volvió a explicar a los intendentes que están dispuestos a avanzar con mayores medidas si la Nación y la Provincia dan el okey.

Por su parte, el viceministro Nicolás Kreplak, dijo que “tenemos que trabajar para revertir la situación porque, mientras haya más ingresos que egresos en los hospitales, el sistema sanitario estará en riesgo”. Para revertir la situación Kicillof le pidió a los intendentes oficialistas y opositores que ajusten los controles.

Hay una foto que se repite los fines de semanas en el conurbano y son las ferias al aire libre. El AMBA se encuentra en fase 2 donde ese tipo de actividad está permitido. En el Ejecutivo también apuntan a la laxitud en los controles en corredores gastronómicos en zona norte.

Pero los intendentes opositores plantearon que la gastronomía en general pueda seguir abierta con atención al aire libre. Y que los comercios de cercanía puedan seguir abiertos, limitando en todo caso la atención dentro de los comercios, para que atiendan desde la puerta y evitar que se dispongan nuevos cierres.

En medio de los contrapuntos, y para bajar tensiones, Kicillof explicó a intendentes: “Durante los últimos días, hemos mantenido conversaciones con el Gobierno Nacional y las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires para seguir articulando medidas en la zona metropolitana. Nuestra vocación sigue siendo la misma de siempre: trabajar en conjunto y acompañar las decisiones que tome el Presidente”.

Kicillof junto a intendentes bonaerensesKicillof junto a intendentes bonaerenses

Ayer miércoles ante el presidente Alberto Fernández y un grupo de gobernadores entres los que estaba Larreta, Kicillof describió la situación que atraviesa la provincia que gobierna como “crítica”. La ocupación de camas de terapia en el AMBA supera el 75%. Otro de los problemas que aparecieron en las últimas semanas de la mano de la alta demanda de unidades de cuidados intensivos es el consumo de oxígeno que aumentó en un 300%:

Pese a todo, los intendentes definieron -algunos con más entusiasmo que otros- acompañar la posición de Kicillof que llevará a la mesa de negociación con Ciudad y Nación: un esquema de más restricciones para la zona del AMBA por 15 días.

La herramienta que tiene para ello el gobierno provincial es el esquema de fases donde hoy los municipios están en fase 2, 3 y 4. Desde esta semana ya no quedan distritos en fase 5. La ecuación es sencilla: a menor fase -es decir donde hay casos mas en virtud a la población del distrito- más actividades prohibidas.

.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba