Arde la interna libertaria: con más críticas, Carlos Maslatón desafió a Javier Milei a competir en una PASO

«Me preparé toda la vida para este momento». Carlos Maslatón responde con aplomo la pregunta sobre cómo arrancó su primer día como precandidato presidencial para las elecciones de 2023. Apenas unas horas antes le cantó retruco públicamente a Javier Milei, pidiéndole que resuelvan mano a mano en una gran PASO la interna que explotó públicamente en el liberalismo, el espacio que corrió toda la campaña electoral a la derecha.

La noticia cayó como una bomba en las redes sociales y entre los grupos de militantes de La Libertad Avanza, el espacio que ambos compartían y que hasta hace algunos días trabajaba mancomunado para impulsar la candidatura de Milei. Sin embargo, algo crujió en el fallido acto en El Porvenir, donde esperaban reunir unos 15.000 libertarios pero fueron poco más de 1.500.

Maslatón fue quien prendió la mecha. Ese mismo viernes, luego del acto, le cargó responsabilidades a Carlos Kikuchi y Karina Milei, hermana de Javier, por el fracaso del acto y por errores de armado en la estructura política que quiere llevar al economista a la Casa Rosada. La respuesta fue correrlo del centro y respaldar a la mujer fuerte del «León».

Recién llegado de Colombia, Milei brindó en la noche del lunes una entrevista en el canal La Nación+ donde le mencionaron a Maslatón. «Es de Primera D», dijo, y luego afirmó que él era de nivel «La Champions League». Casi a esa misma hora, Maslatón estaba por salir al aire en C5N. Alguien le hizo llegar las declaraciones.

Carlos Maslatón, en el acto realizado en El Porvenir (Foto Martín Bonetto)

«Me acaban de contar que Milei dijo que él juega en la Champions League y Maslatón en la Primera D. No pasa nada, si le gusta divertirse con eso. ¡Esto es Milei!», dijo al aire. Y un segundo después, con una media sonrisa, lanzó la bomba. «Si Milei dice que abre el juego a las PASO, ahí veremos. No lo sé, por lo menos lo pensaría. Eso es otra cosa porque es dentro del mismo espacio», afirmó. Abierta la precandidatura. 

«La verdad que me explotó el teléfono después de eso. También la actividad en Twitter», cuenta Maslatón a Clarín. Según confiesa, esperaba tener apoyo pero fue mucho mayor de lo que esperaba. «Hasta había encuestas hechas por gente de Milei en las que le ganaba», dice.

Milei, en La Nación+, donde cargó contra Carlos Maslatón. Foto Captura.

Milei, en La Nación+, donde cargó contra Carlos Maslatón. Foto Captura.

«No es dividir, cuando digo que voy a las PASO lo que estoy confirmando que estoy en La Libertad Avanza completamente», dice. Según cuenta, decidió meterse para tratar de corregir el rumbo de un «desviacionismo que se vió en los últimos tres meses». Concretamente desde que Kikuchi y Karina entraron en el armado político.

Clarín intentó comunicarse con el propio Milei para saber si pensaba habilitar la interna. Desde su entorno, indicaron que el affaire no fue tema de conversación puertas adentro del partido hoy. “Ni se hablo del asunto”, respondieron.

Internas, internas en todos lados

Abogado, analista técnico y estrella de redes sociales, Maslatón fue uno de los primeros en cargarse al hombro de manera pública la campaña de Milei, a quien elogiaba en redes sociales desde que el referente anticasta decidió incursionar en política. Lo respalda un historial de militancia durante finales de los 80, que dejó de lado cuando se dedicó a la actividad privada.

Es por eso que funcionaba como analista politico, asesor y también puntero. Sin embargo, desde enero de este año todo cambió con la llegada de Kikuchi y el ascenso de Karina, una figura por la que Javier tiene absoluto respeto y devoción. «Ella es el jefe», se le escucha decir a menudo.

Según denuncia Maslatón, ella fue quien decidió expulsar a varios militantes orgánicos de la base, una situación de la que alertó en privado el último tiempo y que califica de «suicidio político». («Tenemos 90 mil jovenes que pueden fiscalizar el año que viene», apunta). Sin respuestas, decidió ventilar todo tras el fallido acto en El Porvenir.

Karina y Javier MIlei, en el fallido acto de El Porvenir (Fotos Martín Bonetto)

Karina y Javier MIlei, en el fallido acto de El Porvenir (Fotos Martín Bonetto)

Es que el aumento de la exposición de Milei en los últimos meses, que fue a la par de su crecimiento en las encuestas, propició una serie de errores no forzados en la campaña, como la polémica con un mercado de compra-venta de órganos o incluso la amenaza de llevar a juicio a un grupo de periodistas por comparar al economista con el nazismo. De esta última, trataron de disuadirlo tanto Maslatón como Mauricio Macri en una reunión que tuvieron y que contó Clarín hace semanas.

«Él me dijo ‘Mira lo que me están haciendo’. Yo le dije que lo deje en mis manos, que tengo argumento para contestarle y por mi condición de judío. Bueno, le contestamos. Eso quedó, pero ahora este año dice ‘les voy a hacer juicio’. Alguien le está vendiendo un buzón«, denuncia Maslatón.

«Yo creo que esto es malo, está transmitiendo un comportamiento no democrático. Intolerancia a las opiniones, intolerancia a la discrepancia política», dice. «Ya el año pasado había mostrado en el debate de los candidatos que no estaba cómodo. Yo no sé porque él es brillante en una tribuna, en un programa de televisión», analiza. 

Los errores de Milei

Otro de los errores más incomprensibles para Maslatón es la defensa de CoinX, una empresa que había apoyado en su momento y que el asesor financiero no duda en calificar como «un esquema piramidal o ponzi«.  «En dos minutos me doy cuenta si es una estafa. El problema con el delincuente financiero es que le roba plata a la gente que no sabe.  Promocionándolo está cometiendo un error garrafal y ayer lo defendió de nuevo en la tele. Es raro, a veces tengo la impresión que no quiere competir, porque si no es imposible que cometa estos errores», lanzó.

«Los juicios los periodistas, la promoción de un esquema ponzi,  la compraventa de órganos son cosas que no admitimos desde el liberalismo«, denuncia. 

Milei apuntaba a reunir unas 15 mil personas en el estadio de El Porvenir (Foto Martín Bonetto)

Milei apuntaba a reunir unas 15 mil personas en el estadio de El Porvenir (Foto Martín Bonetto)

«Y algunas expresiones como que si un tipo quiere ser pobre tiene derecho a hacerlo. Nosotros estamos todos muy preocupados por la pobreza y esto no es demagogia. Cualquier persona normal que le funciona el cerebro no soporta que haya 40% de pobreza en Argentina», sostiene.

«Una de las cosas que hay que trabajar es la gente que quedó en la linea de pobreza e indigencia. No es gracioso decirle ‘jodete’ por eso. Creo no solo en la reconstrucción productiva de la Argentina, sino también en la acción directa del Estado para salvar en la transición a esas personas que quedaron en la miseria. Es sensibilidad social«, afirma.

Y agregó: «Vos me decís ‘si sos presidente, ¿qué hacés?’ Acción directa del Estado a todo el mundo, con un subsidio pero con uno que tiende a la incorporación de la gente al sistema productivo. No queremos argentinos afuera del sistema. Eso es lo que digo yo», afirma. Quizás los primeros trazos de una línea política del nuevo precandidato.

Milei, en una presentación frente a sus seguidores (Foto Luis ROBAYO / AFP)

Milei, en una presentación frente a sus seguidores (Foto Luis ROBAYO / AFP)

«¿Creés que podés llegar a tener más aparato que Milei?», pregunta Clarín.  

«Si, claro. Tengo historia política y se cómo armar equipos militantes, pero es probable que Javier no crea en los aparatos. En su visión quizás crea que no hacen falta. El liberal suele creer que si están las ideas flotando, la realidad se hace acorde. Yo no creo en eso. Las ideas necesitan una organización en el medio. Ellos (por Kikuchi y Karina) descreen de los aparatos, los tiran a la basura», lanza.

«Lo único que tengo que hacer es llamar a la gente. Mirá, para nuestra ideología nunca estuvo más fácil el camino. No entiendo cómo Milei no se da cuenta de eso. Quizás porque empezó a hacer política a los 50 años«, arriesga.

«¿Van a una interna entre vos, Milei y Espert para 2023?», consulta Clarín.  «(se ríe). Espert está en Juntos por el Cambio. Pero de todas maneras en política nada es imposible», cierra el más nuevo precandidato.

.

Invitación al Facebook Diario Tiempo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba