Alberto Fernández participó de un acto en el que premiaron a Milagro Sala: “La Justicia se corporativiza”

Alberto Fernández participó este miércoles de un acto en homenaje a detenidos desaparecidos, en el que premiaron a Milagro Sala por su trabajo con los derechos humanos. Además, el Presidente se despachó con fuertes críticas a la Justicia, a la que acusó de «corporativizarse».

En San Cristóbal, Fernández fue el principal orador de la convocatoria por «los 12 de la Santa Cruz», secuestrados entre el 8 y 10 de diciembre de 1977 por la dictadura militar, con protagonismo del genocida Alfredo Astiz.

Entre ellas se encontraban Azucena Villaflor, Mary Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga -primeras referentes de Madres de Plaza de Mayo- y las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet.


Alberto Fernández deja flores en homenaje a secuestrados y desaparecidos por la dictadura militar.

En el acto del que participó el Presidente se distinguió con un premio a Milagro Sala, que está detenida desde enero de 2016 y desde 2018 se encuentra con arresto domiciliario en Jujuy.

La líder de la Tupac Amaru, que formó parte del acto de manera virtual, recibió una mención por «su trayectoria de lucha y promoción de los derechos humanos».

En su intervención, Alberto F. salió al cruce de la teoría de los dos demonios y remarcó que «hubo un terrorismo de Estado que se llevó la vida de miles y miles de argentinos y argentinas».

De ahí, el Presidente pasó a cuestionar a la Justicia, justo cuando el Gobierno nacional se encuentra en tensión con la Corte Suprema.

Alberto Fernández participó de un acto en el que premiaron a Milagro Sala. Además, criticó a la Justicia.

Alberto Fernández participó de un acto en el que premiaron a Milagro Sala. Además, criticó a la Justicia.

«Seguimos reclamando que en la Argentina haya justicia, seguimos reclamando una justicia mejor. Vamos a seguir peleando por eso, aun cuando a veces la justicia se corporativiza y hace todo lo necesario para ponerse enfrente de los que sólo pedimos verdad y justicia, que es lo que deberían garantizarnos los jueces argentinos», expresó Fernández, con un mensaje directo a los magistrados.

Y les dio su apoyo a aquellos que están «injustamente presos».

«Quiero decirles que voy a estar siempre trabajando al lado de los que están injustamente presos, pero quiero decirles también que el sistema institucional argentino no pone en mis manos la suerte de todos ellos, pero eso no me quita a mí la responsabilidad de seguir reclamando», se excusó, no obstante, el mandatario sin hacer nombres propios.

Los 12 de la Santa Cruz

La convocatoria fue en un nuevo aniversario del secuestro de 12 familiares de desaparecidos y militantes de derechos humanos por parte de la última dictadura militar, en la Iglesia de la Santa Cruz, en San Cristóbal.

«Las Madres que se reunían en esta Iglesia están muy vivas en la memoria de todos nosotros, en el corazón y en nuestras almas. Y por la lucha que emprendieron todos los que hoy no están, todos lo que sufrieron esos años de terrorismo de Estado. Lo digo para los que sólo hablan de recordar a las víctimas del terrorismo», destacó Fernández.

La cita fue en la esquina de Estados Unidos y Urquiza, frente al Solar de la Memoria de la Iglesia de la Santa Cruz. El lema fue «Pisamos las calles nuevamente para recuperar la Patria Igualitaria, Libre y Soberana por la que lucharon nuestras y nuestros 30.000. Memoria, Verdad y Justicia».

Además del Presidente estuvieron el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; el de Defensa, Jorge Taiana; y el de Cultura, Tristán Bauer; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti -nieto recuperado-; el procurador del Tesoro, Carlos Zannini; y los diputados nacionales Eduardo Valdés y Leandro Santoro.

Por los organismos de derechos humanos asistieron Taty Almeida, de Madres, la titular de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Política, Ángela «Lit» Paolín de Boitano, y la representante de Abuelas de Plaza de Mayo Alba Lanzillotto.

Si bien no participó del acto, Cristina Kirchner también dejó un mensaje por el aniversario. «Familiares y compañeros de los 12 de la Iglesia de la Santa Cruz… Mi corazón junto a ustedes, siempre«, escribió la vicepresidenta en su cuenta de Twitter.

Detrás del secuestro de los 12 activistas y familiares de desaparecidos, que preparaban acciones de denuncia y visibilización de los crímenes, hubo grupos de tareas de la Marina. Las víctimas fueron marcadas y entregadas por el represor infiltrado Alfredo Astiz, quien usó el alias de «Gustavo Niño» y se hizo pasar por hermano de un desaparecido.

Los detenidos fueron trasladados al centro clandestino de detención de la ESMA. Sufrieron torturas y fueron arrojadas vivas al mar en los «vuelos de la muerte». Algunos de esos cuerpos fueron devueltos por la corriente y enterrados como NN en el Cementerio de Gral. Lavalle, Buenos Aires.

DS


Invitación al Facebook Diario Tiempo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba