Últimas noticias de Argentina

Alberto Fernández le pidió al FMI una “evaluación” del préstamo “fallido” que le dio a Mauricio Macri

Después de varias idas y vueltas sobre su presencia, Alberto Fernández cerró este jueves la 27° Conferencia Industrial de la Unión Industrial Argentina (UIA), en Parque Norte. El Presidente pidió al FMI haga una «evaluación» del préstamo que le dio a Mauricio Macri en 2018, al que calificó como «fallido».

El mandatario decidió leer un discurso pasadas las 20 y tras una extensa exposición de Daniel Funes de Rioja, titular de la UIA. Además de hablar sobre la negociación con el Fondo, Fernández aseguró que será «inflexible» con los aumentos de precios de alimentos e insumos para la construcción.

«Es un buen momento para convocarlos a una reflexión colectiva. Me voy a permitir leerles lo que creo que debo decirles hoy a ustedes», anunció en el inicio de su discurso ante la cúpula de la central empresaria.

Luego habló sobre la necesidad de que el «desarrollo llegue a todos» y lanzó una dura advertencia por el aumento de precios. Pero el tramo más importante de su intervención llegó sobre el final, cuando habló sobre las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

«Todos saben que el préstamo de 2018 es equivalente a toda la ayuda que dio el organismo al mundo para enfrentar los daños de la pandemia. Si Argentina tuviera hoy esas divisas, podría enfrentar los problemas de infraestructura y productivas», arrancó Fernández en el tema.

Avanzó con críticas a Macri: «Afrontaremos deudas que otros generaron. Pero no será a costa del desarrollo del país ni en base a ningún programa de ajuste. Negociamos con el FMI con paso seguro y pulso firme».

Y redobló sus cuestionamientos al ex presidente. «Queremos lograr un acuerdo que nos permita refinanciar los abultadísimos vencimientos de deuda para los próximos tres años a los que se había comprometido el gobierno de Mauricio Macri».


Alberto Fernández en el cierre de la conferencia de la Unión Industrial Argentina (UIA). En el centro de la foto, con Daniel Funes de Rioja.

El Presidente dijo querer «evitar lo que pasó con el programa que el Gobierno anterior firmó en 2018». Y mandó un mensaje directo al Fondo, al que solicitó que revise el programa firmado con Macri.

«Por eso pedimos al FMI que haga su evaluación de lo que fue el fallido programa de stand by que se utilizó para pagar deuda insostenible y financiar salida de capitales. Necesitamos que el FMI haga esa evaluación. Es un paso necesario en este camino. Para escribir una nueva página, necesitamos cerrar el capítulo anterior«, agregó.

Alberto F. entre desarrollo e inflación

Antes de extenderse sobre las conversaciones con Washington por la deuda externa, Alberto Fernández se había centrado en otro pedido, el de la búsqueda de un «desarrollo con inclusión». En ese contexto, advirtió sobre los «pícaros» que, dijo el Presidente, se «aprovechan del contexto» y aumentan los precios.

«El desarrollo debe llegar a todos. Nadie se desarrolla en una comunidad que no se desarrolla a la par. Necesitamos un desarrollo con inclusión, que ponga fin a la cultura de descarte. Que cada uno asuma la responsabilidad que este tiempo impone», sostuvo Fernández en el arranque de su lectura.

Tal vez te interesa:  Confirmado: entregan $12.000 a PNC de la Tarjeta Alimentar con fecha de cobro

El Presidente anunció que firmará un decreto para «el plan productivo 2030». «Argentina nos necesita a todos y todas. Tiene futuro. Sembrar el odio es más fácil pero la esperanza también se siembra», sostuvo y dijo trabajar «día a día para la unidad» de los argentinos.

Aseguró que ese plan será «para potenciar sectores productivos en los años que vienen, nuevos empleos, nuevos conocimientos, exportaciones e industria» y que «no prescinde de nadie. Usó de ejemplo de su propuesta del diálogo al Consejo Económico y Social.

«Atravesamos un tiempo muy duro, que no nos deja ver que somos sobrevivientes de una pandemia, aquellos a los que la muerte no logró atrapar. Ese privilegio nos crea una necesidad ética y moral: construir el renacimiento de la Argentina, con diversidad, sin divisiones irreconciliables, sin crisis recurrentes, con desarrollo sostenido», contextualizó.

El Presidente le arrancó algunos aplausos al auditorio cuando pidió no «recaer en visiones antindustriales».

Alberto Fernández en el cierre de la conferencia de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Alberto Fernández en el cierre de la conferencia de la Unión Industrial Argentina (UIA).

«Solo podemos soñar con un mejor futuro si cuidamos los esfuerzos que hicimos. No podemos recaer en visiones antindustriales y aperturas irrestrictas de la economía que destruyen la industria nacional», aseveró el mandatario, en otro mensaje dirigido al pasado cercano.

Luego abordó el tema de la inflación. «Veo con preocupación el aumento irracional de los precios de los alimentos», expresó Fernández. Y advirtió ante los industriales que será «inflexible con los que se abusan en este contexto».

«Sigo convencido de que, en esta hora, primero están los últimos«, apuntó a uno de los conceptos que reitera desde su asunción.

Y agregó: «Hay distintos tipos de capitalismo. No siempre está dominado por la especulación financiera. No puede convivir con una democracia estable si no genera beneficios para todos los ciudadanos. Queremos capitalismo de producción, con empleo formal, fuerte inclusión social, con progreso social y productivo. Es la forma de luchar para reducir la pobreza en que han caído millones de compatriotas«.

Alberto Fernández leyó su discurso en en el cierre de la conferencia de la UIA.

Alberto Fernández leyó su discurso en en el cierre de la conferencia de la UIA.

En la previa, pasaron por la conferencia industrial los ministros Juan Zabaleta, de Desarrollo Social; Matías Kulfas, de Desarrollo Económico y Claudio Moroni, de Trabajo.

El paso de Manzur

En primera instancia, Juan Manzur -participó del evento este miércoles- había anticipado que el Presidente «seguramente iba a estar cerrando» la cumbre. Allegados de Fernández desmintieron la versión del jefe de Gabinete. Su ausencia se sostuvo incluso en la mañana del jueves, en la conferencia de la portavoz Gabriela Cerruti.

Finalmente, el jefe de Estado movió su agenda y se hizo un hueco para asistir a la clausura de la conferencia, un gesto de acercamiento a la UIA en medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

Tal vez te interesa:  El Gobierno sale a captar $21.000 millones del mercado con un amplio menú de bonos

De la convocatoria, bajo la consigna «Exportar valor argentino, claves para un Mercosur productivo», forman parte también Matías Kulfas (ministro de Desarrollo Productivo, que sufrió una baja interna), Daniel Funes de Rioja (titular de la central empresaria), Luis Tendlarz (responsable de la 27° Conferencia) y María Furtado (presidenta Joven del encuentro).

El Gobierno había estado representado en la apertura por Manzur, que en su discurso se centró en las conversaciones con el FMI.

«La Argentina quiere pagar, lo único que pedimos es que nos dejen crecer», expresó el jefe de Gabinete.

Juan Manzur en la 27° Conferencia Industrial de la UIA, en Parque Norte. Foto Gentileza UIA

Juan Manzur en la 27° Conferencia Industrial de la UIA, en Parque Norte. Foto Gentileza UIA

«Nuestros empresarios estuvieron a la altura de las circunstancias, con todas las dificultades. Y este es el reconocimiento que desde el Gobierno queremos hacer», agregó, buscando complicidad en los empresarios.

También habló en esa oportunidad uno de los hombres de confianza de Fernández.

Santiago Cafiero, canciller y antecesor de Manzur en la jefatura de Gabinete, les dedicó sus palabras a la pandemia del coronavirus y a la campaña de vacunación contra el Covid.

«Si no queremos tercera ola, y acá somos nosotros hablándole a un trabajador de sus empresas que tienen dudas sobre la vacunación, que vayan y se vacunen. Que tienen dudas sobre la vacunación de sus hijos, que vayan y se vacunen», remarcó Cafiero.

Aquel plantón

Además de la situación económica y algunas de las medidas que impulsa el Gobierno, la tensión entre la Casa Rosada y la UIA había crecido en septiembre pasado tras el faltazo oficial a la celebración del Día de la Industria.

La cita, un clásico de cada 2 de septiembre, tuvo lugar este año en Cerámica Alberdi, en José C. Paz.

En pleno escenario crítico y en medio de la campaña electoral, el Gobierno evitó presentarse ante la cúpula empresarial nacional, un auditorio en el que estuvo Paolo Rocca (CEO de Techint), por ejemplo.

Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA, en el acto por el Día de la Industria.

Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA, en el acto por el Día de la Industria.

También asistieron los máximos representantes de la CGT. En cambio, el Gobierno envió a Ariel Shale, secretario de Industria y a la entonces secretaria de Comercio Interior, Paula Español que un mes más tarde dejaría su cargo en manos de Roberto Feletti, como parte de la ola de renuncias que sacudieron a la Casa Rosada después de las PASO.

«Respetamos el orden institucional, lo que nos une es la discusión de una política industrial en un tango que necesita tres: el Estado, los empresarios y los trabajadores. Nos duele el empleo en negro. Necesitamos más inversión, más empleo y mayor formalidad y a los trabajadores junto a nosotros, no en contra nuestra», dijo De Rioja en esa oportunidad.

«Queremos una Argentina que promueva la inversión privada», subrayó el titular de la UIA.

DS​

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba