a pedido del Gobierno, la Justicia suspendió el juicio a los imputados por la usurpación en Mascardi

El secretario de Derechos Humanos y referente K, Horacio Pietragalla, presentó una solicitud que fue aceptada. La suspensión se extenderá por 90 días.

La Justicia Federal en Bariloche suspendió por 90 días el juicio a los imputados por la usurpación en Mascardi, quienes además son autores de decenas de ataques a vecinos y funcionarios, incendios y cortes de ruta, según figura en múltiples denuncias realizadas por los propios pobladores y personal de la provincia de Río Negro.

La suspensión fue dispuesta a partir de la solicitud de la Dirección Nacional de Políticas Contra la Violencia Institucional que se encuentra bajo la órbita de la Secretaría de Derechos Humanos, que conduce el dirigente kirchnerista Horacio Pietragalla.

Con esto, el juez Hugo Greca, quien lleva adelante la causa, resolvió de un modo que ya venía insinuando desde hace unos meses. El magistrado había suspendido hasta febrero el juicio que se les sigue a un grupo de personas que integran la Lafken Winkul Mapu a la espera de los resultados de la nueva «mesa de diálogo» impulsada por el gobierno con los imputados por la usurpación.

Esta comunidad mapuche, que no está reconocida como tal en la provincia o en Nación, ocupó violentamente 6 hectáreas del Parque Nacional Dina Huapi en noviembre de 2017. Desde entonces transcurrieron cinco años de terror que incluyeron agresiones constantes a vecinos con armas de fuego, robos, vandalismo, destrucción del bosque nativo, ataques con armas a Gendarmería Nacional, incendio de propiedad estatal y privada, entre otros delitos denunciados.

Para cuando fueron expulsados por orden de la juez federal Silvana Domínguez, el 4 de octubre de 2022, los militantes radicalizados tenían bajo su dominio más de 30 hectáreas de territorio que incluía la playa del lago Mascardi.

Desde aquel día permanecen prófugos Matías Santana, Jéssica Bonefoi, Juan Pablo y Cristian Colhuan, considerados líderes de la toma. El Comando Federal que llevó adelante el desalojo no pudo dar con ellos en la montaña.

En este escenario, un grupo de mujeres fue detenida y recibieron el beneficio de la prisión domiciliaria, de las que forma parte Betiana Colhuán, considerada machi por su familia.

Ahora la Justicia Federal interpretó como «atendibles y razonables los motivos invocados por las defensas» y tiró hacia adelante el proceso.

Sin embargo la mesa de diálogo abierta para resolver la cuestión sólo se reunió en una ocasión y no incluyó a las víctimas de la violencia: los vecinos de Mascardi.

Finalmente trascendió que este viernes la mesa se reunirá en la escuela de Villa Mascardi con la participación de funcionarios del gobierno nacional, Parques Nacionales y representantes de la comunidad mapuche.

“(El Juzgado resolvió posponer) el inicio del debate oral y público fijado en el marco de esta causa FGR 26511/2017/TO1 por el plazo de noventa (90) días a partir del día de la fecha, suspendiéndose en ese término y en razón de lo solicitado por las defensas de las imputadas el curso de la acción penal”, indica la resolución a la que tuvo acceso Clarín.

Por otro lado, el 27 de febrero el juez Greca visitará a las mujeres que pertenecen detenidas en sus domicilios.

Los vecinos de Mascardi tomaron con sorpresa y desazón la noticia de que el juicio nuevamente será suspendido. «Es lo que pretenden desde el principio, posponerlo eternamente», indicó Diego Frutos, presidente de la Junta de Vecinos de Villa Mascardi.

Este diario pudo averiguar que en la próxima mesa de diálogo el Gobierno pretende convencer a vecinos y a los integrantes de la lof con una serie de propuestas que ya han sido rechazadas de plano por los pobladores.

La lista de propuestas elaborada por Pietragalla y su equipo incluiría: los vecinos deben acceder al resguardo y permanencia del rewe, Parques Nacionales les cedería el terreno en donde está emplazado para que la machi realice sus ceremonias y vivan ella y sus familiares. Además, Parques Nacionales les entregará un número de hectáreas a definir en los alrededor del Lago Guillelmo para que se radique la comunidad identificada como Lafken Winkul Mapu, esto previamente a que se registren en el INAI.

Otro punto que trascendió afirma que la escuela de Mascardi pasará tener la modalidad intercultural bilingüe. Finalmente la comunidad mapuche, representada por sus autoridades como lonkos y caciques se comprometerán a que ninguna comunidad volverá a realizar usurpaciones ni cometer hechos delictivos en el territorio.

.